Kite Wars Ultimate Tournament – Capítulo 12: Torneo (Parte 1)

Ya había pasado un mes desde el rescate del doctor Ichihara. Afortunadamente en todo este tiempo, no se había escuchado sobre Maruyama o sobre sus esbirros, por lo que todo parecía indicar que era un asunto pasado. A Kaito y a sus amigos les preocupaba no tener el suficiente nivel para participar en el Ultimate Tournament, por lo que el mes entero fue de un entrenamiento intensivo para los tres chicos.

Todos los días, después de terminar las clases, los tres iban a la Kite Shop, reservaban 2 horas de estadio y se ponían a entrenar como locos. Los chicos de la clase de Kaito iban en ocasiones al estadio para ver a los tres luchar. Apenas recibían la noticia de que eran el último equipo en entrar al Ultimate Tournament, fue suficiente para que la escuela entera se enterara el lunes siguiente.

Era extraño que el equipo que menos esperaban que pasara, fueran los que cerraran la convocatoria: Kaito, el amante de los cometas más novato de la escuela, Ai, la gimnasta que nunca había tocado un cometa más que como colección, y Hayato, el niño genio que no se despegaba de los libros y las computadoras. Los tres formaban el equipo “Sun Kiters” y lograron clasificar con dificultad, pero lograron clasificar.

Eso apenas bastó para ser conocidos como superestrellas de la escuela primaria a la que asistían. Pero rápidamente se les subió la fama a la cabeza, sobre todo a Ai. Era irónico que el científico más famoso de Kite Inc. fuera el más humilde de todos los presentes, puesto que tuvo que darles un pequeño aterrizaje a la realidad.

El mes se les hizo muy corto a los chicos. Apenas se dieron cuenta ya faltaban unos días para la ceremonia de inauguración. Y el padre de Kaito organizó una fiesta sorpresa con su mejor amigo Ryuusei, la familia y unos invitados más. Apenas llegando de su último entrenamiento, la sorpresa no se hizo esperar en casa de Kaito.

-¿Qué es todo esto? -gritó Kaito asustado al ver las serpentinas, las decoraciones y las pizzas en la sala.

-Es nuestra fiesta sorpresa. -dijo Karen, la cual sostenía un vaso de refresco de naranja.

-Es una celebración porque los seis pasaron al Ultimate Tournament. -respondió el padre de Kaito.

-Siéntanse a gusto que el lunes les toca estar en el estadio en la ceremonia de inauguración. -respondió la mamá de Kaito.

-Así que estos son los chicos que entraron al Ultimate Tournament. -respondió otra chica que se encontraba entre ellos. -Son muy pequeños, pero si lograron entrar, es porque tienen nivel.

-Todos tenemos nivel aquí, Sayaka. -respondió otra chica, igualmente de la edad de las otras dos. -No tendré el nivel de ustedes, pero logré vencer a Kazuki que lleva más tiempo en el club.

-¿Quiénes son ustedes? -preguntó Ai al ver a esas dos chicas junto a Karen.

-Soy Sayaka Kobayashi. -respondió una de ellas. -Soy la presidenta del club de Kite Wars de la escuela a la que asistimos.

-Y yo soy Elena Tanaka. -respondió la otra chica. -Soy amiga de Karen, ella me invitó a formar parte del club de Kite Wars.

-¿Club de Kite Wars? ¿Por qué no tenemos eso en nuestra escuela? -preguntó Kaito.

-Kaito… tenemos en nuestra escuela. -respondió Ai un poco shockeada por la pregunta.

De repente, sonó el timbre. El doctor Ichihara se levantó de su asiento y se dirigió a la entrada.

-Debe ser Ryuusei. -respondió.

Abrió la puerta, y efectivamente, estaba Ryuusei con su uniforme de dependiente de Kite Shop.

-¡Kenta! -gritó Ryuusei bastante animado.

-¡Ryuusei! -le correspondió el doctor Ichihara al saludo efusivo de su amigo. -¡Qué bueno que llegaste!

-Y cómo no iba a llegar, si me pediste un gran favor. -respondió Ryuusei mientras hurgaba en sus bolsillos. -¡Aquí tienes los Kite Cores que me pediste!

-Chicos, llegaron sus nuevos Kite Cores. -respondió el doctor Ichihara. -Ai, Elena, Sayaka. Ya pueden sustituir sus Kite Cores por unos más avanzados.

Karen no apartaba la mirada de Hayato, quien parecía estar impactado por la naturalidad con la que Ryuusei y el doctor Ichihara se saludaban. Advirtiendo esto, trató de llevárselo a la cocina con el pretexto de buscar más botanas.

-¿Qué pasa, Karen? -preguntó Hayato bastante confundido.

Estando los dos dentro de la cocina, sin que nadie pudiera escucharlos, Karen pudo hablar con Hayato.

-Te lo dijo, ¿verdad? -preguntó Karen.

-¿A qué te refieres?

-No te hagas, tu rostro cambió cuando viste entrar por la puerta a Ryuusei. -le respondió Karen. -¿Tú también… lo sabes, verdad?

-Sí… -dijo Hayato. -No pude creer todo lo que me dijo… Y ahora… ver a ambos saludándose como si nada…

-No te mentiré, Hayato. Yo también quedé impactada al escuchar la historia de Ryuusei y del doctor Ichihara. Pero luego… Me di cuenta de que… ambos son muy buenos amigos. A pesar de lo que pasó hace tiempo, ambos ahora se llevan muy bien. Y la prueba más importante de ello es que Ryuusei nunca dejó solo a Kaito. Esa fue la petición que le hizo el doctor Ichihara, que Kaito nunca estuviera desamparado a pesar de todo.

-¿Por eso le dio esos Kite Cores? ¿Por eso siempre aparecía cuando Kaito estaba en problemas? ¿Por eso siempre le dijo que su padre estaba vivo?

-Exactamente. -dijo Karen. -Todo eso fue obra del doctor Ichihara. Ryuusei nunca quiso que nos involucráramos en todo esto, pero el doctor Ichihara fue quien le insistió en hacerlo.

-Supongo que no puedo decirle nada a Kaito…

-Es mejor que no lo hagas, Ryuusei se lo dirá si es necesario.

Hayato solo pudo lanzar un ligero suspiro. Se sentía entre la espada y la pared, tratando hasta ese momento de asimilar la serie de situaciones que había vivido hasta ahora.

-¿Cómo vives con eso?

-Trato de ponerme en sus zapatos. -dijo Karen. -Por otro lado, debemos pensar que el asunto de Maruyama ya pasó y que Kaito y su padre están reunidos de nuevo.

-Todavía no ha terminado… -la interrumpió Hayato. -Maruyama está desaparecido, pero no arrestado.

-No puede hacer nada sin sus empresas y su riqueza. -volvió a hablar Karen. -Y con eso de que la Policía está investigando sobre el caso, es mejor que olvidemos el tema y nos concentremos en ser rivales uno del otro.

-¡Ya se tardaron con las botanas! -gritó Ryuusei desde la sala de la casa de Kaito.

-¡Vamos! -dijo Hayato.

————————————

El día había llegado y el Estadio Principal estaba atiborrado tanto por dentro como por fuera. Afuera estaban miles de puestos de comida y souvenirs, y adentro la gente no se daba abasto, entre los que estaban parados buscando sus asientos, los que estaban sentados esperando a que iniciara el espectáculo y los participantes que se formaban uno tras otro en medio del escenario.

-¡¿Qué estás haciendo aquí?! -gritó Kaito al ver a Ryuusei al otro lado del mostrador.

En el Estadio Principal se había montado una Kite Shop provisional mientras se desarrollaba el torneo, y allí, en el mostrador, estaba Ryuusei.

-Me eligieron para atender la Kite Shop del Estadio. Esta tienda fue construida para que los participantes de fuera no tuvieran la necesidad de recorrer toda la ciudad en busca de una Kite Shop, además tenemos mesas exclusivas para los participantes y hasta créditos en refacciones y aditamentos en lo que dura el torneo.

-¡Vaya! -gritó Kaito totalmente emocionado al ver la enorme Kite Shop que habían improvisado. -¿Entonces aquí podremos venir a reparar nuestros cometas para cada duelo?

-Así es. -respondió Ai.

-Deberían ir al escenario ya. -respondió Ryuusei.

Kaito y sus amigos habían llegado al escenario y no podían cerrar la boca del asombro de ver el decorado del estadio y los monitores para que los espectadores no se perdieran ni un solo momento de los duelos.

-No muestren mucho asombro. -les recomendó Karen. -El resto de los participantes puede oler el miedo.

Ni Karen ni los demás podían ver al resto de los participantes, puesto que todo, excepto sus posiciones, estaba iluminado.

-¡Bienvenidos, señoras y señores, al XVI Ultimate Tournament organizado por Kite Incorporated! -gritó una voz en los altavoces.

En ese momento, todos los espectadores lanzaron vítores hacia el escenario. De una gran humareda, salía un sujeto que vestía camisa hawaiana, una chaqueta roja, pantalones de mezclilla, un tupé enorme que apenas se podía mantener en pie y unas gafas de sol en pleno mediodía.

-¡Así es, soy yo de nuevo, MC Nito! -gritó ese sujeto. -¡Y el día de hoy estoy aquí para narrar y presentarles el XVI Ultimate Tournament! Como sabrán, este año las reglas cambiaron, y hoy están presentes los cinco tríos que pudieron superar la primera fase del torneo. ¡Los presentaré en orden de clasificación!

De nuevo el público lanzó vítores hacia los presentes. Así, se prende el primer reflector que muestra al equipo de Karen.

-¡Ellas son las “Amazon Kiters”! -gritó Nito. -¡Karen Akiyama, Sayaka Kobayashi y Elena Tanaka, originarias de la prefectura de Osaka! ¡Cabe señalar que las “Amazon Kiters” clasificaron el primer día de la apertura de los duelos de clasificación!

Los espectadores lanzaron un gesto de asombro al escuchar esa información.

-Da más miedo que antes… -mencionó Ai. -¡No puedo creer que esté participando junto con la gran Karen Akiyama!

De pronto, se prende otro reflector que muestra a tres sujetos vestidos como una banda de motociclistas.

-¡El segundo equipo…! -mencionó Nito. -¡Originarios de Nagasaki, son los “Berserkiters”! ¡Katsurou Fukuhara, Isamu Hamada y Ren Akagi!

-¡Creo que las señoritas se irán a casa el día de hoy! -gritó uno de ellos, el que se llamaba Ren.

Pero mientras Elena y Sayaka temblaban de miedo, Karen solo los miró a los tres como si tratara de inspeccionarlos, y luego, sonrió.

-¡Te quitaremos esa sonrisa del rostro! -gritó el que parecía ser el líder del equipo.

-¡Ahora es el turno de los “Genie Pilots”! -gritó nuevamente Nito. -¡Originarios de esta misma prefectura, de la Academia Privada 1, son Kaede Ishikawa, Kiyoshi Yamaguchi y Shou Endo!

En ese momento se encendieron otros reflectores, mostrando a una especie de grupo de alumnos pijos, vistiendo el uniforme de camisa y pantalón blancos de su academia, pulcros de los pies a la cabeza.  El líder de ellos, Kaede, inclusive se acomodó sus anteojos con un gesto grácil con la mano en vez de hacerlo con un dedo.

-Veo que nos tocó participar contra un montón de marginales.

-Así que un trío de relamidos… -contestó uno de los “Berserkiters”. -Esto será pan comido.

-¡El cuarto grupo es proveniente de esta misma prefectura! -gritó de nuevo Nito. -¡Ellos son “Marumaru Team”! ¡Ei, Bi y Shi!

Cuando se encendieron los reflectores, Kaito y sus amigos se quedaron atónitos al ver quiénes eran ese equipo, lo mismo Karen.

-¡Son el Maruyama Trio! -dijo Ai al ver a esos tres. -¿Qué hacen aquí?

-Algo raro está pasando. -respondió Karen. -Eso significa que Maruyama está cerca de aquí.

-¿Qué es lo que buscan esos sujetos? -preguntó Hayato.

-¡Gracias, gracias! -gritó la chica del Marumaru Team, la cual se hacía llamar Ei.

-No pensé que pudiéramos entrar al Ultimate Tournament, pero fue tan sencillo… -respondió el segundo sujeto que se hacía llamar Bi. El tercer sujeto no decía nada.

-¡Y el quinto equipo, por un pelo entraron al Ultimate Tournament, son los “Sun Kiters”! -gritó Nito, encendiendo los reflectores del equipo de Kaito. -¡Kaito Ichihara, Ai Ikeda y Hayato Asano!

La reacción de los espectadores fue diferente en este caso. En vez de recibir aplausos, la mayoría fueron murmullos y habladurías. Inclusive algunas llegaban a los oídos de los chicos.

-Esos solo están ahí por palanca. -dijo uno de ellos.

-¡El padre de uno de ellos trabaja para Kite Inc.! -comentó otro.

-Sáquenlos y metan a otro equipo que sí sepa jugar. -comentó una mujer cerca del estadio.

-Los verdaderos malos están aquí, ¿y nosotros somos los villanos? -murmuró Ai.

-Llegamos con mucho esfuerzo a este torneo. -le contestó Hayato. -Ellos no saben nada de nosotros.

Pero Kaito no escuchaba a ninguno de sus amigos. Cada palabra que lanzaba el público era una lanza que se clavaba en lo profundo de su ser. “¿Acaso sería verdad eso? ¿Podría ser que están ahí solo por la ayuda de su padre?”, se preguntó a sí mismo. Karen se había dado cuenta de lo que le estaba pasando a Kaito, y Ryuusei, a pesar de estar en la Kite Shop, a través de la tele había visto cómo Kaito se desmoronaba poco a poco.

-Como ustedes sabrán… -cortó un poco el ambiente Nito al ver la reacción del público. -Tenemos a un invitado que viene directo de Estados Unidos, el tres veces campeón en su país, ha venido a demostrar que tiene las agallas para competir contra quien se le ponga enfrente. ¡Con ustedes, Jack Morrison!

El público lanzó gritos de júbilo al verlo. Una estrella de las Kite Wars en su país había llegado.

-Les demostraré que soy mejor que todos ustedes. -mencionó Jack.

-¡Entonces, es momento de sortear a cada uno de los participantes y sus duelos!

En las pantallas comenzó a correr una especie de tómbola, lanzando varias bolitas de colores y finalmente mostrando en las pantallas los duelos correspondientes.

-¡El primer duelo del bloque A será…! ¡Oh, no puede ser! -gritó Nito. -¡Hayato contra Jack!

-¡¿Qué?! -gritó Hayato al saber que sería el duelo que inauguraría el torneo.

-Un gusano no podrá contra mí, el gran Jack Morrison.

-¡Así es, el duelo inaugural será el de Hayato contra Jack! -gritó Nito con la euforia de siempre. -¡Y de parte del bloque B veremos a Ai contra Shou!

-Así que hoy les toca a ustedes. -dijo Kaito. -Supongo que los estaré viendo desde las gradas.

-Kaito, ¿pasa algo? -preguntó Ai.

-¡No, nada! -gritó Kaito tratando de guardar la compostura.

-Entonces chicos… -gritó Nito. -¡A partir de las dos de la tarde serán los duelos inaugurales, así que pueden ir a comer, a relajarse, a dormir un poco… excepto los cuatro que pelearán hoy… y a mejorar sus cometas! ¡El Ultimate Tournament ha comenzado!

Los duelos habían quedado de esta manera: Hayato contra Jack y Ai contra Shou el día de hoy. El día de mañana les tocaría a Kaito contra Sayaka, a Karen contra Kiyoshi, a Isamu contra Elena y a Ei contra Katsurou. Y el día siguiente los últimos duelos restantes serían Shi contra Kaede y Ren contra Bi.

—————————————————–

-Creo que ya sabrás que…

-Lo sé… Si esos sujetos están ahí, significa que Maruyama de alguna manera logró colarse al torneo.

-Eso no es lo grave. Ellos ni siquiera están usando sus nombres reales en el sistema del Ultimate Tournament.

-¿Está diciendo que Maruyama los inscribió? -O está coludido con algún directivo de Kite Inc. En todo caso, es mejor no bajar la guardia, Ryuusei. Están aquí y debemos estar atentos ante cualquier movimiento extraño que suceda.

Gargadon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: