Kite Wars Comet AR – Capítulo 5: Takuma

Existen diferentes rangos entre jugadores de Comet AR, los cuales van, en orden menor a mayor de privilegios, a continuación:

 Baneado: No puede ingresar a Comet AR.

 Usuario regular: Puede jugar en cualquier zona de Comet AR.

 Usuario premium: Puede obtener más cometas por un módico pago mensual.

 Desarrollador: Por un módico pago mensual puede desarrollar cometas para su venta en la plataforma.

 Moderador: Debido a la importancia de su rango, puede teletransportarse dentro de Comet AR para mantener el orden en la plataforma.

 Administrador: Son organizadores de torneos.

 Kite Inc.: Pueden vigilar el sistema por fuera, cosa que ningún otro usuario puede hacer.

De esa manera, los usuarios regulares como Masato y Nanami no pueden teletransportarse dentro de Comet AR, de la misma forma en que no podrían hacerlo en el mundo real. ¿Por qué los Jinetes y Ram sí?

-¿Por qué querían hablar conmigo ahora mismo? -preguntó Takuma.

-Queremos que nos digas todo lo que sabes sobre los Jinetes y sobre Ram. -dijo Masato.

Masato, Nanami y Takuma estaban reunidos en el parque que se encontraba cerca de la escuela. Estaba a punto de oscurecer, y debían resolver algunos asuntos de inmediato.

-No sé qué deba decirles. -respondió Takuma. -¿Por dónde debería comenzar?

-Primero dinos por qué conoces a los Jinetes y a Ram. -dijo Masato.

-Bien… Estoy buscando a mi hermano mayor. -respondió Takuma, como queriendo tratar de ocultar sus motivos. -Sé de buena fuente que los Jinetes lo tienen recluido. Fue ahí cuando escuché del Sujeto 001, dicen que tiene el poder absoluto en Comet AR.

-¿Qué dices? -preguntó Nanami. -¿El poder absoluto?

-Ustedes vieron lo que puede hacer el Sujeto 001, ¿no es así? -preguntó Takuma.

-¿A qué te refieres? -le replicó Masato.

-¿A qué lugar fueron teleportados?

-A… A mi casa… -dijo Masato. -Un momento… ¿quieres decir que fue obra de Ram?

-No creo que haya sido de los Jinetes. -dijo Takuma. -Lo que menos buscarían ellos es dejarlos escapar.

-Masato, esto es más peligroso de lo que creíamos. -dijo Nanami un poco asustada. -El Jinete de la Guerra ya nos tiene vigilados, podría volver a intentar encerrarnos en Comet AR.

-Eso es otro asunto del que quería hablar. -respondió Takuma. -¿No han notado que los Jinetes siempre los encuentran dentro de la escuela?

-Supongo que sí. -dijo Masato. – Pero no entiendo la relación.

-Eso es porque hay al menos dos Jinetes dentro de la misma escuela. -respondió Takuma.

Masato y Nanami se sorprendieron. A esto se refería Takuma con los pájaros en el alambre. Tal vez estaban hablando de más frente a las personas equivocadas.

-¿Quiénes son? -preguntó Nanami.

-No puedo decir con certeza quiénes son. -dijo Takuma. -No tengo las pruebas suficientes de ello, pero mi sospecha principal es… Norio Hashimoto.

-¿Norio Hashimoto? -preguntó Masato.

-Sí. Piénsenlo bien: es uno de los ases de Comet AR, tiene el conocimiento para programar cometas y sus archirrivales nunca han logrado pisar un solo torneo desde que Hisoka lo sacó del equipo. ¿No son coincidencias enormes?

-Bueno, sí… -decía Masato un poco pensativo, pero no convencido del todo de los argumentos de Takuma. -Pero eso no quiere decir que sea uno de los Jinetes.

-Por eso no puedo asegurar que lo sea. -respondió Takuma. -Pero no lo descartaría del todo. Es más, yo tendría cuidado con hablar de más frente a él. Más importante, Masato, ¿qué harás con el Sujeto 001?

-Su nombre es Ram. -respondió Masato serio. -Y voy a seguir cuidándolo porque fue quien me lo pidió.

-¿A pesar de que los Jinetes los estarán cazando día y noche? -preguntó Takuma.

-Correré con el riesgo. -respondió Masato. -Ya involucré a Nanami en esto, debo protegerla de igual forma.

-La verdad… -dijo Nanami bajando la mirada. -Supongo que ya no puedo hacerme para atrás, ¿verdad? Además, necesitamos buscar la forma de ayudar a Ram. ¿Pero por qué lo quieres?

-Porque creo que, si tengo al Sujeto 001, podré atraer a los Jinetes y buscar a mi hermano. -respondió Takuma.

-Entonces únete a nosotros y te ayudaremos a buscar a tu hermano. -le dijo Masato.

-Bien, pero con una condición. -dijo Takuma. -Quiero pelear contra Norio Hashimoto. Solo así podré saber si es uno de los Jinetes.

-Está bien. -le respondió Masato. -Pero sin engaños, Norio es mi amigo y quiero ser sincero con él, si hay alguna sospecha de que es un Jinete nos la dirás.

-Espero que no le hayas contado sobre el Sujeto 001. -insistió Takuma.

-No lo he hecho.

-Pues bien, no lo hagas antes de que dé un veredicto.

-¿Y cómo sabrás si es alguno de los Jinetes? -preguntó Nanami.

-El más pequeño de los Jinetes es el de la Guerra. Y contra él me he enfrentado infinidad de veces que he logrado distinguir un patrón en su modo de pelea. Será fácil saber por su modo de pelea si Norio Hashimoto es el Jinete de la Guerra.

———————————————————

Al día siguiente, a la hora de la comida, Masato y Nanami se acercaron hacia Norio.

-¿Cómo se lo decimos? -preguntó Nanami a Masato.

-Debemos hacerlo de la forma más natural posible. -dijo Masato. -¡Oye, Norio!

-¡Masato, Nanami! -dijo Norio dibujando una pequeña sonrisa en su rostro. -¡Ya me dijo Marina que ustedes quieren entrar al Club de Computación! ¡Pues, están oficialmente bienvenidos!

-De hecho, hay alguien más que quisiéramos recomendarte para el Club.

-¿Quién?

-Takuma Seki del 2-B. -dijo Nanami.

-Takuma Seki… -dijo Norio pensándolo mucho. -He escuchado hablar de él, dicen que también es un Kiter experimentado pero que no quiso entrar a ningún club. Suena un poco raro que quiera unirse al Club de Computación, no es exactamente alguien que sepa prender y apagar una computadora.

En ese momento Masato comenzó a ahogarse en su propia saliva.

-¿Qué pasa? -preguntó Norio asustado.

-Nada… nada… -dijo Masato mientras tosía con fuerza para tratar de aliviar el atragantamiento.

-Es que Masato tampoco es muy bueno con la computadora. -dijo Nanami sonriendo.

-E… Entiendo… -contestó Norio un tanto sorprendido. -En fin, ¿qué dice Takuma al respecto?

-Dijo que, si le ganabas, se uniría al club. -mencionó Masato, tras la incredulidad de Nanami.

-¿En serio? -preguntó Norio. -Es una proposición un tanto rara, pero acepto. Nos vemos al rato en el Club de Computación.

Masato y Nanami se retiraron para platicar a solas.

-Dijiste que lo harías de la forma más natural. -le reprochó Nanami.

-Y lo hice, ¿no? -preguntó Masato.

-Cuando Takuma se entere de que lo fichamos al Club de Computación te va a matar, más te vale que Norio pierda, o de lo contrario…

—————————————————————–

Masato, Nanami y Takuma se habían reunido después de las clases para entrar al club. Masato estaba realmente asustado, nunca le dijo en ningún momento que había inscrito a Takuma a dicho club.

-Bienvenidos, Masato, Nanami y Takuma. -respondió Norio apenas los tres entraron al salón del club. -Masato me dijo de lo que querías, y pues… estoy dispuesto a cumplir tus condiciones. ¿Podemos comenzar con el duelo?

Takuma estaba sorprendido de que Norio quisiera tener un duelo con él. Como Jinete de la Guerra ya sabía lo que estaba tramando. “Si peleo como siempre, sospechará de mí. Pero si me dejo ganar a lo tonto, sospechará que perdí para no revelar mi secreto”, se decía.

-¿Pero dónde? -preguntó Nanami. -Los chicos del club de Kite Wars están entrenando hoy en el gimnasio.

-Podemos entrar a Comet AR desde aquí y cruzar la calle para realizar un duelo. -respondió Takuma. -Si no es mucha molestia.

Norio parecía leer la mente de Takuma y viceversa. Si se rajaba en ese momento, eso significaría que no querría que supieran que pelea como Guerra. Y si peleaba, verían cómo sus movimientos eran similares a los de Guerra. Parecía que Takuma, recibiera la respuesta que recibiera, confirmaría sus sospechas.

-Está bien. -dijo Norio de manera calmada. -Adelante.

Una vez dicho esto, los chicos, incluyendo a Marina, quien tomó del brazo a Norio para entrar a Comet AR, ingresaron a ese mundo.

-Bien. -dijo Norio. -Como tú digas.

Los chicos salieron de las instalaciones de la escuela y se pusieron justo en la calle. “Esto atraerá gente”, pensaba Norio. Se sentía acorralado, como si Takuma quisiera que revelara su identidad.

Apenas se pararon Takuma y Norio en la calle, un robot apareció para arbitrar la pelea. Los cometas de ambos chicos se empezaron a elevar, indicando que el duelo había comenzado.

Norio comenzó a pivotear su cometa rumbo al de Takuma. Pero Takuma era un poco más calmado al respecto, al mismo tiempo en que Norio trataba de atacarlo, Takuma se trataba de hacer a un lado.

Norio sonrió en ese momento. “Me está probando”, se dijo. No le iba a dar ese gusto. Tomó otro camino, se apartó del cometa de Takuma y se quedó ahí, fijo, inmóvil. Takuma sonrió, comenzó a acercarse al cometa de Norio. Inmediatamente Norio desarrolló el motor de su cometa y pasó muy cerca del de Takuma a una velocidad tan impresionante que lo desestabilizó un poco. El movimiento de los cometas hizo que los jugadores que se encontraban cerca del lugar comenzaran a acercarse de poco en poco.

Norio se desplazaba a ambos extremos de la cancha improvisada. La afición fue tan grande que no pasó desapercibida por el club de Kite Wars de la secundaria, quien, representados por el bienhumorado Hisoka, se acercaba con sus ínfulas de grandeza para tratar de detener la pelea.

-Son 5 dólares la entrada. -dijo Masato poniéndose frente a él. -Es broma, adelante.

-¡En nombre de la Secundaria número 2, qué está pasando aquí! -gritó Hisoka muy furioso.

-Norio y Takuma están en un duelo. -le respondió Masato totalmente tranquilo. -¿Algún problema?

-¡No se pueden hacer duelos en terreno de la Secundaria!

-No estamos dentro de la secundaria, tus leyes no valen aquí. -le respondió Masato. -Así que, puedes quedarte a ver la pelea o largarte de aquí, tú decides.

Hisoka se retiró del escenario, mientras Takuma y Norio no le prestaban atención, antes estaba su propio duelo. Norio intentó entonces una estrategia más. Comenzó a pilotear su cometa a toda velocidad, tanto que parecía que eran tres en el estadio. Takuma no pudo saber cuál de esos cometas era el real, por lo que no logró ver que se le avecinaba una embestida. Takuma intentó esquivar los cometas, pero apenas esquivaba uno, otro aparecía frente a él. Takuma, cansado, trató de esquivarlo, pero no notó que uno más venía siguiéndole el paso, estrellándose contra él y haciendo que su cometa terminara en el suelo, indicando el fin de la pelea.

El robot que arbitraba la pelea declaró en ese momento a Norio Hashimoto como ganador de la pelea. De esa forma, la pelea estaba terminada.

-Vaya… -respondió Takuma mientras se acercaba a Norio y le tendía la mano. -Nunca había tenido una pelea tan reñida, quizás solo por las que he tenido contra el Jinete de la Guerra.

Masato tragó un poco de saliva. ¿Acaso estaba diciendo Takuma que Norio era el Jinete de la Guerra?

-Ese estilo de pelea me recuerda mucho a alguien. -siguió hablando Takuma a pesar del nerviosismo de Masato. -¿Conociste acaso a Akane Hasedo?

-¿Quién es Akane Hasedo? -preguntó Nanami.

-Era una de las Kiters más famosas a nivel mundial. -respondió Masato. -Pero se retiró apenas se casó hace quince años.

-Sí. -le respondió Norio. -Ella era mi madre.

Masato no podía creer lo que Norio estaba diciendo.

-¡¿Estás diciendo que tu madre era la legendaria Akane Hasedo?! ¡¿Por qué nunca nos lo dijiste?!

-Creí que, si lo decía, me acusarían de ser un presumido. -dijo Norio mientras miraba fijamente a Nanami.

-Ella era mi ídolo. -respondió Masato. -El mundo de Comet AR lloró su muerte hace dos años.

-Lo sé. Ella me enseñó todo lo que sé sobre las Kite Wars y sobre Comet AR. -dijo Norio mientras su mirada comenzaba a brillar entre unas ligeras lágrimas. -Trato de honrar su honor peleando por mi propia cuenta y tratando de perfeccionar lo que me enseñó, a pesar de que mi padre se moleste por ello.

-Pues te enseñó muy bien. -dijo Takuma. -Eres un digno rival, pero la próxima vez que nos enfrentemos yo seré quien gane.

-Bien. -le contestó Norio mientras se secaba las lágrimas. -Entonces, es hora de que cumplas tu promesa. Takuma Seki del 2-B, oficialmente eres miembro del Club de Computación.

-¿Qué dijiste? -preguntó Takuma muy confundido.

-Así es. -respondió Norio. -Si yo ganaba, te convertirías en miembro del Club de Computación.

-¡Yo nunca acepté a eso!

-Un momento… ¡Masato me dijo que esa era la condición para que tuviéramos este duelo!

-Te lo dije… -susurró Nanami al ver a Masato en problemas.

-¡Masato! -gritó Takuma totalmente furioso. Tanto, que su cara estaba enteramente roja. -¿Qué clase de mentira le comentaste a Norio?

-Masato… -respondió Norio cambiando su semblante al ver lo que estaba pasando. -Si hay algo que odio, es la mentira. Me engañaste a mí y engañaste a Takuma Seki. Bravo, te has convertido en lo que tanto dices odiar.

-¡Espera, Norio! -gritó Masato nervioso, tratando de excusarse de lo que había pasado. -¡Déjame explicarte…!

-No necesito explicaciones. -respondió Norio. -Vámonos, Marina. Solo quiero irme a casa y descansar.

Norio abrió un portal hacia el mundo real por el que salieron Nanami y él. Masato trataba de hablarle a Norio pero este no hacía caso a sus súplicas.

-Norio… -dijo una última vez, pero era inútil pues Norio ya se había ido.

Masato volteó hacia Nanami y hacia Takuma, esperando que alguno de ellos tratara de apoyarlo, pero Takuma ya se había marchado, y Nanami solo suspiraba, sin poder decir nada.

——————————————————

Norio había llegado a su casa. Como siempre, no había nadie. Apenas entró y cerró la puerta, su estado de ánimo cambió. Ya no se veía triste, al contrario, comenzó a reír. Soltó carcajadas más y más fuertes, y se le veía mucho más contento, como si lo que hubiese pasado hace unos minutos con Masato no hubiera sucedido.

-Te la creíste, Masato Hasegawa. -decía Norio entre sus fuertes risotadas. -Pero es justo lo que quería que creyeras, solo así podré tener acceso al Sujeto 001, y cuando menos te lo esperes, ¡será mío!

En ese momento, sonó su celular, era una videollamada del Gran Jefe.

-Espero que estés haciendo tu trabajo, Jinete de la Guerra. -respondió el Gran Jefe desde la pantalla del celular de Norio.

-No se preocupe. -dijo Norio. -Ese es precisamente mi plan. En cuanto Masato Hasegawa baje la guardia, el Sujeto 001 será mío.

Continuará…

Gargadon

Gargadon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: